Taladros con cable o inalámbricos, pros y contras

Un taladro es una herramienta indispensable, no solo para profesionales sino también para amantes del bricolaje o para tener en casa. En una ferretería en Xátiva podremos encontrar muchos modelos diferentes, tanto con cable como en formato inalámbrico, pero... ¿cuál es mejor? ¿Hay mucha diferencia entre ellos?

Taladros, ¿con o sin cable?

Dependiendo de la función del trabajo que vayamos a realizar con más frecuencia, se tendrá que elegir aquel que mejor se adapte a nuestras necesidades. Por ello, es bueno conocer cuáles son las principales características con las que cuenta cada modelo.

Respecto a los taladros con cable, hay que decir que cuentan con una mayor potencia y velocidad que los taladros inalámbricos. Están diseñados para tener una larga vida operativa y largas jornadas de trabajo.

Son ideales para trabajos duros como perforación de cemento, ladrillos, etc., son más pesados y de manejar respecto a los inalámbricos y su movimiento se ve bastante limitado por la propia extensión del cable.

Por otro lado, nos encontramos con los taladros inalámbricos, una de las principales tendencias que podemos encontrar hoy en día en el mercado. De ellos, hay que decir que cuentan con una potencia mejor y la autonomía disponible depende directamente de la duración de la batería.
Los modelos más avanzados que se pueden encontrar hoy en día en el mercado son bastante avanzados y pueden proporcionar un rendimiento ideal que puede llegar a ser bastante parecido a los taladros eléctricos, aunque por sus características, nunca llegarán a ser iguales.